Caen un 2% los precios industriales en Castilla y León en noviembre

Caen un 2% los precios industriales en Castilla y León en noviembre

|

Los precios industriales de Castilla y León cayeron un 0,3 por ciento en noviembre en relación al mes anterior, dos décimas menos que en España donde bajaron medio punto, pero retrocedieron un 2 por ciento en tasa interanual, un menor dato que en España donde el descenso fue del 2,3 por ciento, según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).


El IPRI bajó en todas las regiones el pasado mes de noviembre menos en Navarra, donde creció un 0,2 por ciento y en La Rioja con un 0,4 por ciento.


El mayor descenso de los precios industriales en Castilla y León se ha dado en energía con un -2,5 por ciento con respecto a octubre, mientras que ha habido incrementos en el resto de partidas con un 0,4 por ciento en bienes de equipo, 0,2 por ciento en bienes intermedio y 0,1 por ciento en bienes de consumo.


En comparación con noviembre de 2018, han caído los precios de la energía (-9,6 por ciento) y de los bienes intermedios (-1 por ciento) y han aumentado los de los bienes de consumo (0,4 por ciento) y los bienes de equipo (0,9 por ciento).


En el ámbito nacional los precios industriales bajaron un 0,5 por ciento en noviembre en relación al mes anterior y retrocedieron un 2,3 por ciento en tasa interanual, moderando en cinco décimas la caída que habían experimentado en octubre (-2,8 por ciento), según ha informado este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).


Con este recorte interanual, los precios industriales encadenan seis meses consecutivos en tasas negativas después de haber estado 32 meses en positivo.


La moderación en el descenso interanual de los precios industriales se ha debido principalmente al repunte en más de un punto de la tasa de energía, hasta el -7 por ciento, ya que la bajada de los precios del refino de petróleo fue menor que la registrada un año antes, y al repunte de la tasa de los bienes de consumo no duradero en dos décimas, hasta el 1,1 por ciento, por el mayor coste del procesado y conservación de carne y elaboración de productos cárnicos.