Jesús Alonso “Berchen”, pintor de “sangre, vino y oro”

Jesús Alonso “Berchen”, pintor de “sangre, vino y oro”

|

Tarde de frío invierno mesetario. Jesús nos recibe en su casa de Boecillo y en unos días su domicilio vallisoletano lo cambiará por el paraíso de Lanzarote, donde reside buena parte del año. Artista variado y cambiante, ha ido pasando de formas figurativas hasta llegar a la abstracción.


Uno de sus temas preferidos es el toreo, fundamentalmente sobre José Tomás de quien ha pintado tres obras, dos de ellas con sangre de toro, cuadros de 1.60 metros.


“Fue mi amigo Nacho Gallego, gráfico de la Agencia EFE, -comenta Berchen- quién me proporcionó una foto de José Tomás de una tarde de 2016 en Valladolid. La vi con tanta fuerza que le pregunté y me autorizó para representarla en este cuadro que lo ilustré con pan de oro y albero del coso del Paseo de Zorrilla”.


“Este cuadro -nos dice Jesús- lo presenté en las ferias de 2017 en el restaurante de Gabi García y tuvo mucha expectación”.


Antes, en 2016, terminó otro cuadro del diestro de Galapagar en el que mezcló la sangre del propio toro que mató esa tarde José Tomás. En el mismo aparecen personajes imaginarios en el callejón: el Príncipe de España, Felipe VI, el cantante Sabina y el mismo Berchen…


El tercero de los cuadros relativos a José Tomás data de una fotografía de 2008 en Las Ventas, donde el diestro fue corneado hasta cuatro veces y no pudo salir a hombros tras cortar tres orejas. Ya en el cuadro, José Tomás aparece desmadejado y con sangre en la cara y en el vestido. La citada sangre es de uno de los toros que mató en Valladolid en su última comparecencia (2016).


“Desde aquí quiero agradecer a Jorge Manrique el permitirnos recoger la sangre y el albero del coso”, nos dijo entusiasmado el artista vallisoletano.


Tuvimos la curiosidad de preguntarle el precio. El artista no se evadió ante la incómoda pregunta y reaccionó así: “Yo lo pinto para mí, porque me gusta. Yo no soy un pintor que pinta para vender, sino que vendo para pintar. Lo importante es tener la obra terminada y al final se venderá…supongo”. Las obras están valoradas en 120.000 euros cada una”.


Otra de las monumentales cuadros acabados es un retrato en torno a una reunión política muy conocida, donde el protagonista es el Rey emérito Juan Carlos I. Recuerdan:” Pero por qué no te callas”…, referida a la frase que el entonces Rey de España pronunció dirigiéndose al desparecido Hugo Chávez, entonces presidente de Venezuela.


Berchen nos comenta que “fue una decisión rápida porque entendí que era un momento histórico, y como español me sentí orgulloso. Estuve un año para pintarlo en Lanzarote, y en vez de con sangre lo hice con vino tinto, más concretamente con una botella de Protos crianza”, nos dice el artista peñefielense cuyo abuelo fue de los pioneros en la bodega decana de la Ribera del Duero.


Este cuadro estuvo expuesto en el Espacio de Arte del hotel Continental Miguel Angel, de Madrid, en marzo de 2010 y tuvo mucho eco. Su precio es alto, aunque Berchen prefirió no desvelar la cifra.


Con un viento helador nos despedimos de este original artista que, de inmediato, vuela a Lanzarote donde en esa preciosa isla es donde encuentra sus momentos de inspiración. Esperemos la próxima sorpresa.


Suerte Jesús.