El Ayuntamiento dota de alumbrado público al barrio de Villagodio

El Ayuntamiento dota de alumbrado público al barrio de Villagodio

|

El barrio de Villagodio cuenta desde esta semana con alumbrado público en todo el tramo de travesía de la carretera N-122, una vez finalizadas las obras del proyecto de iluminación que comenzaron en el mes de noviembre y que han supuesto una inversión cercana a los 80.000 euros. Esta actuación se complementa con la renovación del alumbrado existente en el interior del resto de barrio, que fue acometida antes del verano con un importe de 30.000 euros, en un proyecto que fue elegido por los propios vecinos del barrio, dentro del proyecto de Presupuestos participativos del pasado año.


Si la primera actuación supuso la renovación integral de un alumbrado existente, adaptado a la nueva tecnología led, y la dotación de diez nuevas luminarias sobre las 54 existentes con anterioridad para dar mayor eficiencia y luminosidad, el proyecto ahora ejecutado ha dotado de alumbrado público a toda la travesía de la carretera en su tramo urbano, con el fin de proporcionar también una mayor seguridad a peatones y conductores, instalando 22 puntos de luz con nueva columna, en 550 metros de longitud y con 450 metros de canalizaciones, puesto que en este tramo de la carretera no existía ningún tipo de iluminación.


Al carecer de tendido, ha sido necesario efectuar una acometida concreta con las correspondientes cimentaciones, arquetas con caja de derivación y toma de tierra y circuito de protección para suministrar a los 22 puntos de luz que se han instalado a lo largo de la travesía, sobre columnas de 8 metros de altura y luminarias de 136 watios de potencia.


El del alumbrado de Villagodio es un nuevo proyecto sostenible que persigue reducir el coste energético, ser respetuoso con el medioambiente a través de una mayor eficiencia y de una importante reducción tanto en el consumo como en la emisión de CO2 a la atmósfera, además de dar solución a una antigua demanda de los vecinos del barrio, aumentando la visibilidad y la seguridad.


Esta nueva actuación se enmarca además dentro del compromiso de lucha contra el cambio climático que ha iniciado el Ayuntamiento de Zamora y dentro del Plan que está llevando a cabo para tal fin, con el objetivo de alcanzar en un horizonte razonable la emisión "0" en la huella de carbono.


El propósito del Ayuntamiento es reducir sustancialmente el coste del alumbrado público, que, en estos momentos, es de algo más de un millón de euros anuales, y la mejora del medio ambiente.