Hematología mira a Valladolid para seguir siendo un servicio puntero en España

Hematología mira a Valladolid para seguir siendo un servicio puntero en España

|

El último mes ha sido el de Hematología. El Monitor de Reputación Sanitaria lo volvió a incluir como uno de los mejores a nivel estatal poco antes de que su jefe de servicio, Marcos González, fuera nombrado como uno de los cien mejores especialistas de la Sanidad por la lista Forbes.


A estos hechos se le sumaron el emotivo vídeo que se grabó desde la cuarta planta del hospital Clínico para felicitar la Navidad y uno no tan amable como la caída de un techo de una sala de espera que, por otro lado, el propio jefe de servicio admitía la rapidez en la solución de ello.


Marcos González consideraba que estos reconocimientos suponían un "refrendo de la calidad del servicio de Hematología" a pesar de "las dificultades". Y es que, según comenta el jefe de servicio, todavía faltan muchas cosas y pese a ser un "centro de referencia", desde Valladolid parecen no apreciarlo demasiado. "No podemos estar en ciertos aspectos igual que otros servicios de la comunidad", denuncia.


Entre los principales problemas se encuentran, dice, el problema de la formación de los componentes del servicio que, en muchas ocasiones, deben hacerlo fuera del hospital durante un tiempo determinado que supone una resta en el propio servicio. Por ello, pide un cambio en ello para que la formación en el propio hospital pueda llegar a ser válida. "No puede decirle que no se vaya un año fuera de su medio. En lugar de ventajas son inconvenientes porque no suma puntos. Hay que luchar contra eso", asegura.


Así, pese a las dificultades, Hematología es uno de los servicios punteros pero "a costa de muchos fondos" ya que implica contratar investigadores. "La Consejería de Sanidad tendría que ser sensible a este tema. Son muchas las cosas que son importantes. Hay que estar formados y dar respuesta al día siguiente", continúa.


Respecto a lo último, el jefe de servicio se refiere a tener gente completamente formada para solucionar cualquier tipo de problema. Esto supone una formación constante y específica en algunos casos que puede no tener que ver directamente con la hematología sino con la biología. De hecho, en el País Vasco hay integrantes de los servicios de Hematología que son biólogos y así pueden responder mejor a algunas situaciones, incide.


Esto, que es algo esencial, se suma a otras mejoras necesarias para el futuro como la consolidación de las terapias CART, que actualmente cuentan con muy buenos resultados en los 25 pacientes en los que se han administrado en el sentido de ensayo clínico. En concreto, eso sí, son 10 los pacientes valorados y la comparación es muy positiva con lo ya publicado hasta la fecha.


Además, como reconoce Marcos González, se le han concedido nuevas enfermeras y una coordinadora, así como una plaza para un facultativo que intervenga en todos estos proyectos. "No son todos los recursos que pedimos pero vamos en buen camino. Ninguno de nuestros pacientes han ido a la UVI, y lo normal es un 20%. Se están haciendo las cosas muy bien".


Pero más allá de las mejoras en el CART, el doctor González considera imprescindible llevar "la medicina al paciente" y no al revés, esto es que no se pase el postrasplante en el hospital, sino en su domicilio o pisos en el que haya un equipo de enfermeras. Además, se fija en la telemedicina para que "el paciente de Soria no tenga que desplazarse aquí" en todos los casos.


"Hay muchas posibilidades y, por supuesto, continuar en ensayos clínicos, fármacos nuevos, intervenir en el desarrollo de estos y proyectos de investigación", culmina Marcos González, que termina afirmando que todos los reconocimientos no serían posible sin el equipo de detrás. "En mi servicio hay gente muy buena. Están dentro de los 25 mejores hematólogos de España".