La España Vaciada de Salamanca brilla también por Navidad

La España Vaciada de Salamanca brilla también por Navidad

|

Un pequeño pueblo de la provincia de Salamanca, Galisancho, de tan sólo 76 habitantes, han decidido celebrar la Navidad a lo grande. Han colocado una ristra de luces para iluminar un árbol en el centro del pueblo, que hace las veces de 'árbol de Navidad'.


Cada noche, este pueblo afectado por la despoblación, ilumina su árbol -hiele, llueva o tire el viento con furor- y aunque pertenezca a la llamada ‘España vaciada’, se resiste a ser la ‘España muerta’ pues el espíritu navideño de los vecinos es suficiente para hacer que la despoblación no consiga mermar sus ánimos.


Su término municipal está formado por las localidades de Carmeldo, Cartala, Galisancho, Santa Inés y Santa Teresa, ocupa una superficie total de 22,85 km² y según el padrón municipal elaborado por el INE en el año 2017, cuenta con una población de 402 habitantes. Eso sí, repartidos entre las cinco localidades.


Hasta los años 50 Galisancho era un pequeño municipio de unos 350 habitantes, pero durante los años 50 sufre un gran crecimiento gracias a la construcción de dos localidades de colonización, como se llamaron entonces, dentro del plan de transformación de la tierra realizado por el Instituto Nacional de Colonización. Estas localidades fueron Santa Teresa y Santa Inés.


Estas localidades doblaron la población del municipio, llegando a tener hasta 785 habitantes en los 90, y superando en población a la localidad principal. Desde entonces el municipio está sufriendo una fuerte regresión demográfica debida al éxodo de sus habitantes por la falta de salidas laborales en el municipio.