Guarido pide a Ciudadanos que retire su “esperpéntica y delirante” denuncia

Guarido pide a Ciudadanos que retire su “esperpéntica y delirante” denuncia

|

El representante de Ciudadanos Zamora (Cs) en la Junta Electoral ha denunciado “al militante de la agrupación de Unidas Podemos y actual alcalde de la capital” por supuesto delito electoral. Lo denunció ante la Junta Electoral de Zamora el día 10 de noviembre y ha llevado su denuncia ante los Juzgados.


En la denuncia señalan que “Francisco Guarido, que durante la campaña electoral no ha participado activamente en ningún acto de campaña, sí que ha sido proclive a extender su opinión en las redes sociales donde confirmó hace unos días que votaría a Unidas Podemos y hoy ha llamado a los ciudadanos a parar a los fachas".


En este sentido, inciden en que “utilizando un símil con Stalingrado, recreación que se está llevando a cabo en la capital durante el fin de semana, el alcalde de Zamora ha explicado que "los comunistas pararon el avance del nazismo; hoy son los ciudadanos con su voto los que deben parar la intolerancia, el autoritarismo y la xenofobia; o sea parar a los fachas".


La Junta Electoral se desentendió de la denuncia, pero el representante de Ciudadanos insiste ante el Juzgado de Guardia con la afirmación siguiente:


“Que el denunciado pide el voto tanto en sentido positivo como negativo, a favor de un partido, y en contra de otro, que el denunciado plantea un debate político entre la España republicana y la franquista y que esto es grave por ser un cargo público de relevancia...”


Ante estos hechos, Francisco Guarido se personó durante la jornada de ayer en el Juzgado para requerir al presidente de la Junta Gestora del partido de Ciudadanos (Cs) en Zamora que ratifique la denuncia o la retire y desautorice a su abogado.


Guarido resalta que “dichos comentarios no están realizados en ningún medio de información sino en mi Facebook personal ese mismo día, pudiéndose comprobar en la noticia. No se menciona a ningún partido político ni hay logos identificativos. No se trata por lo tanto de declaraciones mediáticas con la intención de influir en la campaña electoral el día de la votación, sino de una reflexión en mi red social que puede no leerla quien no quiera, e, incluso, censurarla quien estime oportuno al tratarse de un Facebook abierto”.


Además, señala que “no soy militante de la agrupación Unidas Podemos, sino militante de Izquierda Unida. No he sido candidato en las últimas elecciones generales y como bien se dice no he participado en dicha campaña. En consecuencia, puedo opinar con la libertad que da la democracia y la Constitución”.


Francisco Guarido ha destacado además que el alcalde de la ciudad y militante de un partido político “puede opinar democráticamente, amparándose en la Constitución y en la normativa que consolida la democracia como estado de opinión pública. Pretender que los militantes de partidos, cargos institucionales o personas no opinen en redes sociales manifiesta sin duda una posición antidemocrática y autoritaria, máxime cuando no se tiene la condición de candidato a las elecciones el propio día de las votaciones”.


Además, aclara que “es manifiesto que el día 10 de noviembre se representaba en las calles de Zamora “La Batalla de Stalingrado”, programada muchos meses antes, y que la opinión relatada en el Facebook hace referencia a este hecho y a su contexto histórico. Lo manifestado es una mera opinión histórica con la que se puede estar o no de acuerdo, y por ello en la red social hay opiniones a favor y en contra como es normal en un estado democrático y en personas que aceptan la libertad de expresión”.


“Queda acreditado, en consecuencia, que lo dicho se hace en una red social privada que puede leer, o no leer, o censurar cualquiera y no declaraciones en ningún medio público de comunicación”, añade.


“El grado de desconocimiento por parte de Cs de la vida política y de partidos políticos es palmaria. Es evidente que no estoy “pidiendo el voto a favor de un partido comunista”, ya que son muchos y variados los partidos con esta denominación que se presentan en España; pero es más, el partido al que pudiera aludir Cs, el PCE, no se presenta a las elecciones. Que Cs identifique al resto de partidos y coaliciones que se presentaron a las elecciones generales como “fachas” es cuanto menos de una torpeza ideológica que roza la paranoia”, prosigue.


En su explicación, Guarido continúa manifestando que “con mi modesta opinión en mi red personal de facebook no reabro un debate entre la España Republicana y la franquista, como denuncia el abogado de Ciudadanos, sino entre la España de la libertad y la del autoritarismo. Si Cs se alinea con la España de los fachas y autoritaria es su problema, aunque es evidente que no debe ser así, y que Ciudadanos de Zamora tiene un problema con su representante que debe resolver”


En consecuencia, recalca que no ha pedido el voto para ningún partido por el hecho de decir: "los comunistas pararon el avance del nazismo; hoy son los ciudadanos con su voto los que deben parar la intolerancia, el autoritarismo y la xenofobia; o sea parar a los fachas".


“Lo primero es un hecho histórico, aunque todo se puede discutir y por supuesto también lo puede discutir el Partido Cs; lo segundo, que no es más que una opinión, o sea, que los ciudadanos con su voto deben parar la intolerancia, el autoritarismo y la xenofobia, o sea parar a los “fachas”, vuelve a manifestar una manera de entender la política como opinión transmitida en una red social que enlaza con luchar para que no vuelva el fascismo que destruyó Europa”, apostilla.


Guarido destaca que “es patente que la vida política es mucho más rica de lo que dice en su acusación el partido de Cs, a saber: o se es comunista o facha; salvo que el denunciante traslade su simplismo político a la denuncia, y no siendo comunista se autoconsidere facha, lo que sería un problema de percepción que debería ser tratado por especialistas de la materia”.


En conclusión, el militante de Izquierda Unida, que no de Unidas Podemos, y alcalde de la ciudad, tal y como reza en el encabezamiento de la denuncia, considera que solo es “culpable” de emitir una opinión en su red social particular, y que ello no puede ser ningún delito ni ha perjudicado a nadie, sino que, al contrario, ha contribuido a reforzar la democracia. “También manifiesta este militante y alcalde su voluntad de combatir políticamente a los “fachas”, que son los que son, o los que se consideran así, aun no siendo, como es el caso”.