Los sindicatos plantan a la Junta en la negociación de plantillas

Los sindicatos plantan a la Junta en la negociación de plantillas

|

Los sindicatos de UGT, CCOO y CSIF no negociarán las plantillas de docentes de cara al próximo curso 2020-2021 tras acusar a la Junta de mantener criterios puramente "economicistas", sin tener en cuenta las verdaderas demandas del profesorado, las necesidades pedagógicas del alumnado y la despoblación que sufre la Comunidad.


Las representantes regionales del sector en CSIF, UGT y CCOO, Isabel Madruga, Beatriz García y Elena Calderón, respectivamente, han sido las encargadas de poner voz al mensaje claro y contundente dirigido a la consejera de Educación, Rocío Lucas, al tiempo que han lanzado un mensaje al resto de organizaciones de la mesa sectorial, STES y ANPE, para que se sumen a esta reivindicación.


La polémica, por tanto, está brindada de cara al proceso que como siempre abre la Junta al final de año para negociar la plantilla docente del próximo curso, para lo cual está previsto, en principio, un periodo de reuniones en cada una de las nueve provincias que tendrá su inicio el día 16 de enero en Ávila y su conclusión el 6 de febrero en Valladolid, con encuentros finales en la Consejería de Educación los días 10 y 11 de febrero.


Y es que los tres citados sindicatos coinciden en que la Junta acude a esos encuentros "sin voluntad de negociar" y con la intención de imponer sus propios criterios "economicistas"--teniendo en cuenta datos de matriculación, ratios y horario lectivo--asentados en aquellos que ya se aplicaron en la época de crisis, algo que, como así sentencian, se traducirá en nuevos recortes de plantillas.


QUE LA JUNTA CUMPLA EL ACUERDO


En este sentido, las tres sindicalistas, en declaraciones recogidas por Europa Press, sostienen que la aplicación del acuerdo alcanzado el 21 de mayo para la reducción horaria docente a partir del 1 de septiembre de 2019, incumplido por la Junta, permitiría crear nuevos puestos de trabajo, evitar la supresión de las plazas ya existentes, consolidar las actuales, estabilizar al profesorado y reducir la tasa de interinidad.


"¡No podemos ser cómplices de las políticas de la Junta. No queremos firmar actas suprimiendo plazas mientras la Consejería se niega a aplicar criterios que mejorarían la educación, como es reducir la jornada lectiva y las ratios", ha advertido Elena Calderón, quien por ello demanda una "negociación real, no impuesta" y justifica la negativa de los tres sindicatos a negociar plantillas en el hecho de que la actitud de la Junta "supone la gota que ha colmado el vaso".


Su homóloga UGT, Beatriz García, recuerda a la Junta que no están reivindicando un derecho nuevo, como es la reducción horaria docente, sino que se trata de algo que les "arrebataron" en 2012 y que entonces les prometieron restituir en cuanto acabara la situación de crisis.


"Dentro de la educación hay algo que se llama educación en valores, y uno de esos valores es cumplir la palabra dada", ha trasladado la sindicalista a la consejera del ramo.


Aunque todavía no han concretado el tipo de movilizaciones, los tres sindicatos anuncian ya que las reuniones provinciales previstas entre los meses de enero y febrero irán acompañadas de sus correspondientes actos de protesta en cada una de las nueve capitales de la Comunidad.