Carrera solicita puntos violetas durante el Fin de Año Universitario de Salamanca

Carrera solicita puntos violetas durante el Fin de Año Universitario de Salamanca

|

Los gastos que conllevará para la ciudad la edición de este año aún se desconocen, Virginia Carera ha solicitado hoy las cifras al Equipo de Gobierno del PP, pero se sabe ya que el número de agentes de la Policía Local será de 180 durante las 24 horas que durará el dispositivo al igual que el Servicio de Extinción de Incendios que contará con más efectivos.


El pago de estas horas extraordinarias correrá a cargo del Consistorio, recuerda Carrera que el año pasado supusieron 18.607,89 euros en horas extraordinarias de la policía y 923.63 en bomberos. Respecto al alquiler de baños portátiles, Carrera desconoce el gasto que ha supuesto en años anteriores pero se confirmaba en la comisión que será el servicio de medio ambiente el que asume su alquiler. En 2016 los gastos del servicio de limpieza supusieron 6.770 euros aunque el gasto está incluido en la licitación del servicio de limpieza viaria, en ocasiones supone un coste añadido si se dan necesidades especiales.


Izquierda Unida entiende que este acto supone un coste extraordinario al ayuntamiento y por tanto tiene que existir un acuerdo de colaboración con las organizaciones privadas que lo organiza, así como un mayor aportación por parte de esta, en 2016 aportaron 11.000 euros y en 2018 solo 7.000 euros.


Carrera ha planteado la importancia de que el Ayuntamiento realice campañas contra el consumo abusivo de alcohol de cara a ese evento, así como que se plantearan otras alternativas para sus participantes, de modo que la actividad no girara únicamente en torno a este tipo ocio.


Virginia Carrera también ha preguntado sobre la campaña específica de de prevención de agresiones sexuales, dejando claro el equipo de gobierno que se repite el modelo de las ferias y fiestas. Para la formación de izquierdas esto es insuficiente y recuerda la moción que no salió aprobada de puntos violeta así como que no es suficiente entregar carteles a los establecimientos hosteleros que, en la mayoría de los casos son ubicados en sitios poco visibles, como ocurrió en las casetas de la feria de día.