Un duro rival para seguir sonriendo

Un duro rival para seguir sonriendo

|

El Fundación Grupo Norte necesita actitud y confianza para afrontar el partido de este sábado, en el Pilar Fernández Valderrama, ante el poderoso Ilunion, que llegará a Valladolid con el ex-morado Pablo Lavandeira como novedad respecto a la anterior temporada, y con una plantilla plagada de buenos jugadores que van a exigir el máximo del equipo dirigido por José Antonio de Castro.


Tendrán que hacer un partido completo si quieren sorprender a un rival que aspira, un año más, a todos los títulos en liza, y que ha comenzado con fuerza esta campaña, con un Terry Bywater espectacular, que anota 30 puntos por partido, gracias a su efectividad desde el exterior, pero también con un juego interior difícil de frenar, en el que se desenvuelven, como pez en el agua, los hermanos Zarzuela, Amadou Diallo y Hawkins.


Los vallisoletanos no podrán contar para este compromiso con el australiano Brett Stibners, quien se encuentra en Tailandia con la selección “aussie” para lograr la clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio, mientras que los madrileños pierden al también australiano Bill Latham, si bien su banquillo les permite solventar esa ausencia sin dificultad,  mientras que para el Fundación Grupo Norte su baja será significativa.


La clave estará en desplegar una seria defensa, sin lagunas, es decir, que es fundamental mantener la concentración para frenar el juego del rival, pero tampoco hay que obviar la necesidad de ser más efectivo en ataque, ya que en el anterior choque ante Las Rozas el porcentaje de acierto de los jugadores del Fundación Grupo Norte fue de un 35%, lo que, ante un recién ascendido resultó suficiente para ganar, pero que debe mejorar, y mucho, para poder superar al Ilunion.


De Castro tendrá a su disposición al resto de la plantilla, a la que ha pedido, durante esta semana, más comunicación y orden en defensa y más entrega a la hora de jugar, para no bajar el listón y mantener la confianza en su juego, porque cuando se muestran como un bloque sólido, son capaces de competir ante cualquier equipo. Ante el Ilunion tendrán una nueva oportunidad de demostrar esa capacidad, y con su afición como testigo.