PPCyL muestra su "preocupación" ante un Gobierno con un líder "sin palabra"

PPCyL muestra su "preocupación" ante un Gobierno con un líder "sin palabra"

|

El Partido Popular de Castilla y León ha mostrado este martes su profunda "preocupación" tras el debate de investidura que ha proclamado al socialista Pedro Sánchez como nuevo presidente del Gobierno, sobre todo porque al frente del mismo se encuentra una persona "sin palabra" y cuya política está empeñada en luchas estériles, en lugar de en resolver los problemas reales de los españoles.


La reacción a la investidura de Sánchez por simple mayoría se ha producido en palabras del secretario general de los 'populares' en Castilla y León, Francisco Vázquez, quien, en declaraciones recogidas por Europa Press, apunta que lo ocurrido en el Congreso constituye una "mala noticia para España y los españoles", en referencia a que las políticas de la izquierda no traerán al país mas que "subida de impuestos, crisis económica, paro y enfrentamiento social".


El segundo del PP en la Comunidad también incide en que los españoles deberán soportar a un presidente "sin palabra", afirmación que justifica en la prueba que constituyen las hemerotecas, aquellas en las que Sánchez aseguró en su momento que no pactaría con independentistas, que no sería capaz de dormir con un gobierno participado por Podemos y quien manifestó que no aceptaría nada de Bildu.


"LA VOTACIÓN DE LA INFAMIA"


En este sentido, Vázquez indica que la mayoría de los líderes territoriales, además del PSOE, "no han querido ver la votación de la infamia, pese a lo cual son también cómplices de ese silencio, entre ellos el secretario de los socialistas en Castilla y León, Luis Tudanca".


Frente a ello, el dirigente del Partido Popular ha valorado el "discurso de Estado" de Pablo Casado porque ha dicho que el partido antepondrá siempre el interés general al particular, que siempre defenderá las instituciones, España y la Constitución de los ataques de Sánchez y sus socios.


Y es que Vázquez ensalza que su formación es "la de todos los españoles que se sienten desamparados tras esta investidura" y a los que el PP no piensa defraudar en ese anhelo de defender una España "que no se empeñe en luchas de clases, género o religiones sino en convivencia en paz y seguridad".