Tudanca califica de "intolerables" las declaraciones de ERC, Bildu y "las derechas"

Tudanca califica de "intolerables" las declaraciones de ERC, Bildu y "las derechas"

|

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha calificado de "intolerables" las intervenciones de los representantes de Esquerra Republicana de Catalunya y de Bildu durante las dos sesiones del debate de Investidura, aunque "no menos repugnantes" le han parecido las "aportaciones de las derechas" sobre las cuales ha asegurado que le cuesta distinguirlas.


Así lo ha señalado Tudanca en una rueda de prensa que ha convocado en la tarde de este martes, su primera comparecencia con los medios de comunicación del año 2020, en la que ha mostrado la satisfacción del PSCyL por la investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, a quien ha apuntado que ha trasladado ya sus felicitaciones.


Sobre el debate de Investidura celebrado en las últimas jornadas, Luis Tudanca ha calificado de "intolerables" las declaraciones de ERC o Bildu, "pero no menos repugnantes" ha asegurado que le han parecido las palabras de Santiago Abascal este martes en las que relacionaba a los extranjeros con delitos contra la libertad sexual, en lo que para él supone un "discurso del odio".


Lo mismo ha señalado de "las aportaciones de las derechas", de cuyos partidos ha añadido que "a veces cuesta distinguir la derecha de la extrema derecha", ya que han hablado de "golpes de estado, atentados contra la democracia", y han calificado al nuevo gobierno de ilegítimo.


En todo caso, Tudanca ha defendido que "por más que se repita" la "mentira" de que el PSOE ha negociado con Bildu "no se convierte en verdad", ya que "no ha pasado", al tiempo que ha mantenido que ningún diputado independentista "ha votado a favor" de la investidura de Sánchez, e incluso doce de ellos, en referencia a Junts per Catalunya y la CUP "han votado lo mismo que Abascal, Arrimadas y Casado para intentar impedir el Gobierno de Pedro Sánchez".


También se ha referido Tudanca a las amenazas que han denunciado haber recibido algunos diputados socialistas como el segoviano José Luis Aceves, algo que también ha etiquetado como "intolerable" por ser "chantajes" a diputados del país y de la comunidad, intentando evitar que "se exprese la voluntad de los electores en las urnas".


Así, Tudanca ha apoyado las denuncias contra esos "discursos del odio" pero ha recordado que los socialistas han "demostrado hoy, como desde hace 140 años" su solidez y firmeza. "No nos achantamos, ni nos achantaremos, no nos van a poder vencer con amenazas. Que se relajen porque se les va a hacer larguísimo", ha apostillado.


Por otra parte, al ser preguntado sobre las peticiones de la portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas, de que diputados socialistas no siguieran la disciplina de voto del grupo para evitar la investidura facilitada por el independentismo ha recalcado que "todo lo que diga Ciudadanos" le "parece irrelevante a estas alturas", ya que tiene "menos diputados que presidentes de comunidades autónomas del PSOE".


Tudanca ha querido recordar la investidura del 'popular' Mariano Rajoy hace algo más de tres años cuando considera que "las derechas intentaron romper" el PSOE para facilitar el Gobierno del PP fruto de la abstención. Él ha apuntado que entonces no lo apoyó porque "el PP no se lo merecía" ya que "nunca iban a cumplirlo en la situación contraria", algo que considera demostrado ya que "nunca" se han planteado una abstención "técnica o patriótica".


De la misma manera que, ha recordado, "nunca se plantearon" en Castilla y León "cumplir la palabra que dieron", asegura, para haber apoyado un gobierno socialista el pasado mes de junio. En todo caso, ha aseverado que los socialistas tienen la conciencia "muy limpia", mientras que sospecha que la derecha "hace estas cosas probablemente porque no tengan la misma conciencia".


Como conclusión, ha incidido en celebrar la investidura de Sánchez ya que consideraba necesario "poner fin a una situación de bloqueo insostenible" para poder resolver los problemas de esta tierra y del país gracias a que "ha triunfado la democracia, la concordia y el dialogo".


Fondos para la despoblación 


El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha reclamado este martes que la mitad de las ayudas que dedique el nuevo Gobierno de España a políticas para luchar contra la despoblación se destinen a la comunidad ya que ha apuntado que ésta acapara "la mitad de la pérdida de población" que se produce en todo el país "fruto de las políticas de la derecha".


Tudanca ha destacado en una rueda de prensa ofrecida este martes algunas de las medidas que considera que más pueden beneficiar a los castellanoleoneses de las incluidas en el programa de Gobierno acordado por el PSOE y Unidas Podemos y, especialmente, ha subrayado que "por primera vez" un Ejecutivo va a tener la lucha contra la despoblación como "primera prioridad".


En este sentido ha esbozado ya una primera propuesta al nuevo Ejecutivo liderado por el socialista Pedro Sánchez. "Si en Castilla y León, fruto de las políticas erráticas de la derecha perdemos la mitad de población que pierde todo el país, esta región tiene que recibir la mitad de las ayudas que dedique el gobierno a la lucha contra la despoblación", ha planteado el líder socialista castellanoleonés.


Según el secretario regional socialista, la "mejor noticia" para Castilla y León es que éste será el primer Gobierno "que va a poner como primera prioridad" la lucha por la despoblación, de modo que considera que este Ejecutivo será "el mejor" porque va a anteponer este cometido, "va a tomar en serio la voz de la España interior y vaciada" al tiempo que lo ha considerado un "cómplice para resolver el principal drama" que considera que vive la Comunidad.


De hecho, ha recordado que la situación ha empeorado después de "30 años de gobiernos de las derechas en Castilla y León", pero confía en que ahora mejorará con un gobierno "progresista" que va a poner la lucha contra la despoblación en el primer lugar de sus prioridades. "Esta jornada investidura supone que Castilla y León va a tener un aliado para luchar por el futuro de nuestra tierra", ha apostillado.


Tudanca ha recordado que este cometido y las medidas para frenar el problema demográfico han sido el "caballo de batalla" del PSOE de Castilla y León en los últimos años mientras que, ha reprochado, la Junta "se ha limitado a libros blancos y mesas de trabajo, que es la propuesta novedosa y revolucionaria" que ha formulado el actual Gobierno regional presidido por el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco.


Además, "más allá del ruido y furia por parte de las derechas", Tudanca ha relatado otras de esas medidas positivas que pondrá en marcha el Gobierno liderado por Sánchez "fruto también de los acuerdos firmados con otras fuerzas políticas" que apoyarán al Gobierno. Así, ha citado la derogación de la reforma laboral, la modificación del Estatuto de los Trabajadores, la subida del SMI, el incremento del presupuesto destinado a la educación hasta el 5 por ciento de la riqueza nacional, la eliminación de los copagos sanitarios, la inclusión de la salud bucodental en las cartillas de Sanidad, la mejora de la financiación de la dependencia incremento, "algo muy trascendente en esta comunidad".


También ha subrayado la revalorización de las pensiones de acuerdo con el IPC, la vuelta al Pacto de Toledo, el ingreso mínimo vital, la Ley de Cambio Climático, el trabajo por una PAC "justa y suficiente", la recuperación de la memoria histórica, la derogación de la Ley Mordaza, el pacto de Estado contra la violencia de género y una política fiscal más justa.


Ante las preguntas sobre si es un riesgo para los fondos contra la despoblación que haya acuerdos con grupos independentistas, Tudanca ha destacado que la investidura de Sánchez se ha dado gracias a "una negociación para formar una mayoría fruto de un parlamento fragmentado", al tiempo que ha defendido que la mayoría de acuerdos son "voluntad de los electores" y varias de las fuerzas firmantes se han comprometido en esa lucha contra la despoblación como prioridad, por lo que ha garantizado que va haber presupuesto para medidas de este cariz.


Y, en todo caso, ha advertido de que en Castilla y León no se puede "mirar para otro lado" y la Junta debe ejercer sus competencias. "No puede decir que no son sus competencias, pues gran parte son competencia exclusiva autonómica".