Fresno el Viejo, un nuevo lugar por descubrir

Fresno el Viejo, un nuevo lugar por descubrir

|

La zona sur de Valladolid, como la norte de Salamanca, la sureste de Zamora y la noroeste de Ávila, parece un cuadro que se enclava lejos de todo y cerca de nada. Sin embargo, lo que en primera instancia parece inconveniente, Fresno el Viejo lo ha sabido convertir en una de sus principales ventajas. Y es que el municipio, último de la provincia vallisoletana por las fronteras con Salamanca y Ávila, ha canalizado su potencial turístico ofreciéndose a la vez como un lugar que proporciona distancias accesibles a los polos del turismo nacional e internacional.


Que la reina Doña Urraca, cuya personalidad no tenía nada que envidiar a la de su marido Alfonso I el Batallado, donara la por entonces villa de Fresno a la Orden Hospitalaria de San Juan en una fecha en absoluto olvidada por el tiempo, el 11 de noviembre de 1116, es una pequeña prueba de que la historia del municipio es rica, completa y prolongada. Que la pervivencia de la localidad no está ahí por mera casualidad. Por ello, el conjunto de los ciudadanos nunca ha permitido que las nuevas generaciones olviden el pasado, las costumbres, el buen hacer y las tradiciones que han permitido el desarrollo sostenible de un enclave ubicado en lo más llano de la llana meseta.


A lo largo del año, este municipio realiza cuatro actividades turísticas repartidas una en cada estación: En primavera, el Viacrucis juvenil, una representación teatral de la pasión y muerte de Jesucristo. En verano podemos disfrutar del Mercado Castellano. Cultura, tradiciones, gastronomía y folklore. En otoño, la recreación histórica Donación de la Villa por parte de la reina Urraca de León a la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén y en invierno el belén viviente, que es la representación del nacimiento de Jesús en el que las figuras son los vecinos del pueblo. Si queremos disfrutar de la gastronomía local podemos acudir al Mesón Rural situado en el centro del pueblo, en el que podrás disfrutar de comida casera y su especialidad en tablas para compartir. En el obrador artesano La Tía Melitona podemos encontrar productos de repostería elaborada de forma artesanal y cocidos en horno de leña y degustar su especialidad, Los Melitones.


Después de un día tan completo podemos descansar en las diferentes casa rurales que hay instaladas en el municipio. Casita Spa Muiller: ideal para veladas románticas, cuenta con jacuzzi, terraza, barbacoa. Casa rural La meditación de Daniela: jacuzzi, chimenea, pantalla gigante y mucho más. Casa rural La Cañada: alojamiento para seis personas, habitaciones dobles con baño, terraza y barbacoa, ideal para encuentros familiares. Con la unión de la iniciativa privada y la pública se ha creado ‘Fresno el Viejo, un nuevo lugar por descubrir’ para potenciar, difundir y dar a conocer un nuevo lugar que pretende abrirse paso en el turismo.


Seis lugares de obligada visita


En esta villa podemos visitar: IGLESIA DE SAN JUAN BAUTISTA: declarada Bien de Interés Cultural en 1931, de estilos románico y mudéjar del siglo XII, de planta basilical. El ábside de la nave central alberga unos frescos Románicos encontrados durante su última restauración. MUSEO ETNOGRÁFICO: este museo pretende acercar al visitante a una época no muy lejana de nuestro tiempo, pero a la vez diferente a la que ahora vive. Dentro de éste podemos visitar la casa de labranza, el patio de los oficios y una exposición de maquetas con movimiento llamada ‘Los oficios de antaño’.


AULA DE LA NATURALEZA: centro de interpretación de la fauna y la flora de la llanura castellana, situado en un antiguo palomar bicentenario. MIRADOR: desde su terraza podemos otear nuestra llanura castellana. Cuenta con sala de exposiciones. BODEGA DE PLASTILINA: una bodega subterránea alberga el proceso de elaboración del vino mediante escenas realizadas en plastilina. LA ERA DE LAS AVES: en una antigua era de labranza se encuentra este parque zoológico en el que encontramos más de 100 tipos de animales diferentes y como complemento juegos infantiles para la diversión y entretenimiento.


Fotos: Ayuntamiento de Fresno el Viejo