Mínimo histórico de fallecidos en accidentes de tráfico en la Comunidad

Mínimo histórico de fallecidos en accidentes de tráfico en la Comunidad

|


Castilla y León ha registrado en 2019 un total de 85 accidentes en vías interurbanas en los que han perdido la vida 98 personas, mientras que otras 24 requirieron ingreso hospitalario, lo que supone un descenso de un 23,4 por ciento en el número de accidentes, con 26 menos; un -21,6% en el número de fallecidos (27 menos) y un 33% en heridos graves (12 menos).


Esta cifra significa, además, un nuevo mínimo histórico dada la reducción de víctimas en carreteras del 21,6% respecto al dato de 2013, hasta la fecha, el año con menos fallecidos en las carreteras, en el que se registraron 112 muertes.


Así lo ha indicado la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, que ha estado acompañada por la coordinadora de Tráfico para Castilla y León, Cantabria y Asturias, Inmaculada Matías, y por el teniente coronel jefe del Sector de la Guardia Civil de Tráfico, Rafael Aparicio.


No obstante, pese a tratarse de un nuevo mínimo histórico, Martín ha rechazado celebrar la cifra o ser "triunfalista" con datos que supongan la pérdida de una sola vida humana y la "tragedia" que eso supone para muchas familias, máxime cuando "la mayor parte de los accidentes que se produce podrían evitarse". "Ese objetivo de cero víctimas no es una utopía sino que puede ser una realidad si todos somos responsables y rigurosos", ha apuntado.


Respecto al tipo de vía, la delegada ha señalado que 79 personas han perdido la vida en carreteras convencionales, que, a pesar del descenso de seis víctimas, siguen siendo la más peligrosas y donde mayor número de víctimas mortales se registran --81% del total de los fallecidos--.


En las vías de alta capacidad los fallecidos también han disminuido respecto al año anterior. Concretamente en 2019 han fallecido 19 personas en autopistas o autovías, frente a los 40 de 2018. Los fallecidos en estas vías suponen el 19% del total de víctimas mortales.


Por otro lado, el tramo de edad en el que se han registrado más víctimas se sitúa por encima de los 65 años con el 26% (25 fallecidos), seguida de la de 45 a 54 años con el 20% de los fallecidos (20). En el caso de los jóvenes, los fallecidos entre 15 y 24 años han supuesto el 12% de los fallecidos.


En cuanto a los sectores vulnerables, ha lamentado el fallecimiento de 22 motoristas (cinco más que el año anterior); seis ciclistas (uno más que en 2018), cinco de los cuales no llevaban casco; y ocho peatones (uno más que el año anterior).


Por tipo de accidente, la salida de la vía sigue siendo la siniestralidad más común, con el 47% de los fallecidos, seguido de las colisiones (41%) y el atropello a peatón (8%).


Campaña de Navidad


Durante su intervención, la delegada ha recordado que a las 15.00 horas de este viernes, 3 de enero, comienza la tercera fase de la Operación Navidad 2019-2020, que finalizará a las 00.00 horas del próximo 6 de enero. En este periodo se estima un total de 537.000 desplazamientos en las carreteras de Castilla y León --12.000 menos que en 2018-- y unos 85.000 en Valladolid --2.00 menos respecto al pasado año--.


Hasta ahora, en lo que ha transcurrido de campaña, las carreteras de la Comunidad se han cobrado la vida de dos personas en la provincia de León, mientras que el año pasado en las mismas fechas hubo tres.


Lo que no varía en esta tercera fase, ha recordado Martín, es que continúa el periodo de celebraciones navideñas y de vacaciones tanto escolares como universitarias, "con la consideración de las condiciones meteorológicas propias de esta temporada invernal y teniendo en cuenta que en estos casi 95.000 kilómetros cuadrados de Comunidad la climatología puede cambiar ostensiblemente de unas zonas a otras".


Además, ha explicado que las cifras presentadas son provisionales y únicamente referidas a los accidentes mortales ocurridos en vías interurbanas y víctimas registradas hasta las 24 horas posteriores a producirse el accidente. Por tanto, ha agregado, habrá que esperar a tener las cifras definitivas ya consolidadas en las que se incluirán las victimas a 30 días de accidentes ocurridos en vías urbanas e interurbanas para tener la radiografía completa de la siniestralidad vial en nuestro país.


Esta accidentalidad se ha producido en un contexto de crecimiento en lo que a movilidad se refiere, tanto por el número de desplazamientos de largo recorrido realizados como por el parque de vehículos y el censo de conductores. En 2019 los desplazamientos han aumentado un 2,5% a nivel nacional (10,2 millones más), lo que supone que durante el pasado año se realizaron más de 427 millones de desplazamientos de largo recorrido.


En Castilla y León, el parque de vehículos ha aumentado un 2%, situándonos en los 1,8 millones de vehículos, y el censo de conductores ha crecido un 1%, alcanzando 1,6 millones de conductores.