Cazado realizando actos vandálicos en la Catedral de Valladolid

Cazado realizando actos vandálicos en la Catedral de Valladolid

|

Agentes de la Policía Municipal de Valladolid han sorprendido en la mañana de este viernes a un menor que, a plena luz del día, realizaba pintadas en la puerta principal de la Catedral de Valladolid así como en la piedra de la fachada, lo que podría suponer un delito contra el patrimonio histórico.


Según han informado a Europa Press fuentes de la Policía Municipal, los agentes, que patrullaban por el centro de la ciudad en coche camuflado, han observado en torno a las 10.00 horas que un joven realizaba una pintada en la fachada de piedra, a la izquierda de la puerta de la seo vallisoletana.


Los policías, que iban vestidos de paisano, se han acercado al joven desde la calle Arribas, y al percatarse de que podían ser agentes se ha guardado un bote de spray en el bolso, momento en el que los funcionarios se han identificado y han solicitado lo propio al chico.


Ha resultado ser un menor, de 16 años, que llevaba manchadas las manos aparentemente por pintura, al tiempo que en las inmediaciones se ha encontrado una mochila escolar en la que llevaba tres botes de spray, por lo que fuentes policiales entienden que ha sido "pillado in fraganti".


En el momento de la llegada de los agentes, la pintura más reciente eran una letra 'k' y una 'v' en color azul sobre la piedra de la fachada de la Catedral, a la izquierda de la puerta, mientras que había otras dos realizadas previamente en la puerta principal. Se trataba de una letra 'r' enmarcada en un círculo en color verde fluorescente y un dibujo de un insecto en colores blanco y azul.


Los agentes se han puesto en contacto con el padre del menor, le han informado de lo que había hecho y se ha desplazado al lugar para hacerse cargo del mismo, tras ser informado de que iban a trasladar a la Fiscalía de Menores los hechos que pueden ser constitutivos de delito contra el patrimonio histórico, artístico, cultural o monumental.


Los policías han realizado la comparecencia en la Comisaría para dar cuenta a la Fiscalía de Menores, que deberá determinar si los hechos son constitutivos de delito.


El artículo 323 del Código Penal señala que el autor de daños en bienes "de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, o en yacimientos arqueológicos, terrestres o subacuáticos" puede enfrentarse a una pena de prisión o multa.