Tocará sufrir pero con una renta de cuatro goles

Tocará sufrir pero con una renta de cuatro goles

|

El Recoletas Atlético Valladolid se llevó la victoria en el partido de ida de la cuarta eliminatoria de la Copa del Rey ante el Helvetia Anaitasuna (25-21). Pero lo más importante es que se lleva al encuentro de vuelta una ventaja de 4 goles, que incluso se antoja escasa para lo ocurrido hoy en Huerta del Rey. El encuentro de vuelta de esta ronda se disputará el próximo domingo en el Pabellón Anaitasuna de Pamplona a las 12.30 horas.


Los gladiadores azules fueron mucho más fuertes que su rival, al que maniató con una gran defensa 6-0 y que estuvo condicionada por la expulsión temprana de Roberto Turrado. Pero sus compañeros firmaron una de las mejores actuaciones de la temporada en defensa, mostrándose intensos, agresivos, duros, concentrados y siempre con la iniciativa. Además, volvió a sumarse la actuación de César Pérez en la portería (14 paradas) que protagonizó acciones clave para que el Recoletas consiguiera esta renta.


El choque comenzó con un ritmo fulgurante. El Recoletas no quería correr tanto pero Anaitasuna sí, queriendo pillar a su rival con defensas sin formar y buscando un marcador alto. Los visitantes sacaron provecho de estos momentos de desconcierto y con varias contras se pusieron por delante (2-4, minuto 5). A los de David Pisonero les costaba jugar con el pivote y con más calma, pero poco a poco fueron asentándose y controlando el ímpetu del Anaitasuna. Los primeros goles de Adrián Fernández, máximo goleador del partido, pusieron ya por delante al Recoletas (7-1, minuto 11).


Roberto Turrado fue expulsado con tarjeta roja (minuto 12) tras golpear en la cara a un rival, pero esa inferioridad y su ausencia en la defensa fue bien cubierta por sus compañeros, excelentes en esta tarea. Destacó entonces César Pérez (8 paradas en la primera parte), que puso la guinda bajo palos al brillante trabajo del equipo con una defensa 6-0 intensa y arrolladora (8-7, minuto 17).


Anaitasuna mantuvo su ritmo alto y quizá le llevó a precipitarse en algunos lanzamientos. Leandro Semedo apenas participó y no tuvo su día. Y los vallisoletanos aprovecharon esos errores para castigar a su rival, romper el marcador y coger una enorme ventaja (15-7, minuto 28). Fueron diez minutos impolutos para el Recoletas, brillante en defensa y efectivo en ataque. El parcial demoledor fue de 8-0 a favor de los locales, que llegaron al descanso muy reforzados y manteniendo esa ventaja (15-8).


Todos siguió igual en la reanudación de la segunda mitad, con un Recoletas a un gran nivel en defensa, con César Pérez acertado en sus acciones y con un Anaitasuna atascado y sin encontrar soluciones. La ventaja se mantuvo (17-10, minuto 35) y se prolongó otros diez minutos más (21-13, minuto 47).


Sin embargo, el Recoletas enlazó dos exclusiones seguidas, y el Anaitasuna despertó y recuperó el pulso al partido (21-16, minuto 50). El cansancio del Recoletas también le afectó y fue cediendo esos 8 goles de ventaja que tenía hasta quedar finalmente reducidos a 4 (25-21), una diferencia con la que los gladiadores azules viajarán a Pamplona y que tendrán que defender allí.