“El convenio USAL-Diputación sobre empleo juvenil nace muerto”

“El convenio USAL-Diputación sobre empleo juvenil nace muerto”

|

El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Salamanca, Fernando Rubio, acompañado por el diputado provincial, Manuel Ambrosio Sánchez, han ofrecido una rueda de prensa este jueves sobre el convenio acordado entre la institución provincial y la Universidad de Salamanca relativo a la puesta en marcha de un Plan de empleo juvenil en la provincia.


Los socialistas han mostrado su aceptación y conformidad a la puesta en marcha de dicho Plan, pero no en la condiciones y en los términos en que según ha informado el equipo de gobierno del PP al Grupo Socialista se ha hecho porque "nace muerto, es desigual,no cuenta con el consenso y la participación de todas las partes implicadas y no es además útil para los Ayuntamientos y los pueblos de la provincia".


El portavoz socialista ha afirmado que dicho Plan es una necesidad por lo que puede aportar, especialmente a los pequeños municipios, pero que puede resultar inútil e ineficaz, y por tanto un nuevo derroche y despilfarro de dinero público, tal y como ha sido planteado por el equipo de gobierno del PP encabezado por Javier Iglesias en la Diputación. Un hecho que supone que dicho Plan nazca no solo cojo sino incluso muerto. Para el portavoz socialista este Plan es discriminatorio y desigual porque solo abarca e incluye a unas pocas titulaciones de la Universidad dejando fuera al resto, o lo que es lo mismo, solo beneficia a alumnos de dos sectores en cuanto a titulaciones universitarias, el económico y el jurídico.


El diputado provincial socialista Manuel Ambrosio Sánchez ha incidido en esta idea y ha manifestado que dicho Plan solo tiene en cuenta diez de las ciento sesenta y dos titulaciones que tiene en la actualidad la Universidad de Salamanca, "apoyamos el Plan pero la letra pequeña de este Plan nos parece un disparate" ha dicho, "dos millones de euros destinados solamente a diez titulaciones de las ciento sesenta y dos que tiene la Universidad de Salamanca según las bases que se le han presentado al Grupo Socialista el viernes pasado".


Prosigue que “son muchos los decanos y directores de departamento de la Universidad los que se opone a este Plan, y así se lo han trasladado ya al Rector, porque no están dispuestos a permitir esta discriminación y limitación de titulaciones para acceder al Plan, "las titulaciones de la Universidad son 162 y no diez, y todas son iguales y tienen el mismo derecho para tener acceso a un Plan de empleo juvenil, y no me vale la excusa que es un Plan piloto porque los experimentos se hacen con gaseosa" ha dicho, "y mucho menos con dos millones de euros de dinero público".


Manuel Ambrosio Sánchez también ha hablado como alcalde, es alcalde de Morille, y como tal ha mostrado también su indignación, "porque las necesidades de los municipios, especialmente los pequeños, no es la de contar con un auxiliar administrativo porque eso significa más burocracia".


En este sentido Sánchez ha afirmado que los pueblos necesitan y quieren servicios, por tanto, "necesitan técnicos de la Universidad de Salamanca en depuración de aguas y en tratamiento de residuos, en gestión de espacios públicos y naturales, en turismo, en educación, en patrimonio, en arte, en la enseñanza de idiomas, titulados de medicina, enfermería, fisioterapia o podología, incluso técnicos de informática o formados en agricultura y ganadería por poner sólo algunos ejemplos" para continuar preguntándose "para qué quieren los pueblos un auxiliar administrativo si esas necesidades las tienen cubiertas".


En Salamanca más de 32.000 jóvenes han abandonado la provincia en menos de veinte años, y este ritmo cada vez se acrecienta más, por tanto, el PSOE no va a aceptar este Plan de empleo juvenil en los términos en que se ha planteado por parte del equipo de gobierno del PP encabezado por Javier Iglesias, y "porque es una magnífica oportunidad que no se puede desperdiciar" para atenuar el éxodo de jóvenes