¿Estamos preparados para un accidente aéreo en Matacán?

¿Estamos preparados para un accidente aéreo en Matacán?

|

¿Has escuchado sirenas en la mañana de este viernes? No pasa nada. El Ejército del Aire ha realizado un simulacro de accidente aéreo en la base aérea de Matacán, que se ha convertido en el epicentro de un desastre que, sin embargo, no tiene nada de grave.


El objetivo de este no es otro que estar preparados para una situación real con la coordinación necesaria entre diferentes instituciones. Por ello han acudido a Matacán, además de los responsables de la base aérea, Bomberos, Guardia Civil o Cruz Roja, entre otros.


La propia cuenta de Twitter del Ejército del Aire se hacía eco de este simulacro con el que se demuestra estar preparados para cualquier tipo de situación.


https://twitter.com/EjercitoAire/status/1195266663085682688


Los alumnos de Adventia han simulado ser heridos en el accidente o familiares en busca de información, pese a que el coronel jefe, José García, ha indicado que se trata de un "suceso improbable, pero que puede suceder".


La presencia de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, efectivos de la Cruz Roja, SACYL, Protección Civil, 112, bomberos, forenses, Aduanas, etc. ha activado la respuesta coordinada con el fin de adiestrar a los medios humanos y materiales para una respuesta eficaz ante un accidente aéreo. Así, se ha evaluado la coordinación entre el plan de protección de la propia base militar con el de Plan Territorial de Protección Civil de Castilla y León, aplicado en su nivel número 2.


El simulacro ‘VEGA 19’ ha recreado el accidente de un avión de pasajeros proveniente de un país fuera del espacio Schengen que declara una emergencia por un problema en su tren de aterrizaje. Durante la toma de tierra, el avión sufre el colapso del sistema, impactando lateralmente con el suelo, lo que produce un incendio de uno de sus motores y, posteriormente, un derrame de combustible.


Dicho suceso, saldado con un gran número de heridos y fallecidos entre el pasaje y la tripulación, ha activado una situación de emergencia por parte de las Administraciones Públicas, al no poder controlarse con los servicios y recursos propios de la Base Aérea y del Aeropuerto de Salamanca. “Al no ser suficientes para atender la emergencia, se procede a llamar al 112 para empezar la fase externa”, ha explicado José García.


El simulacro también ha contado con la intervención “de los mismos medios que en una emergencia real”, ha desarrollado por su parte AENA, así como los servicios de rescate y contra incendios y el servicio de Medio Ambiente de la Base Aérea de Matacán para poder controlar un vertido que amenaza con dañar la naturaleza del aeródromo.