La Procesión de las Ánimas en Zamora aflora los recuerdos por los que ya no están

La Procesión de las Ánimas en Zamora aflora los recuerdos por los que ya no están

|

Cientos de zamoranos acudieron esta ventosa noche a una de las citas más emotivas de esta época del año en el Camposanto de la capital, la procesión de las Ánimas. Era noche de recordar, emocionarse y homenajear a los que ya no están en el Día de los Difuntos, bajo la mirada de la imagen del Cristo de Luz y Vida.


La Cofradía de las Ánimas de Zamora ha realizado, junto a los zamoranos allí presentes, el tradicional el rezo del Rosario. Posteriormente, ha dado comienzo la procesión del Cristo de Luz y Vida entre las calles del cementerio de San Atilano en todo su esplendor, ya que pese al molesto viento, la lluvia respetaba este intenso momento de recogimiento. Y una vez más, los fieles congregados han podido recordar con emoción a sus seres queridos, acompañados del canto del Coro de la Hermandad de Luz y Vida.


Durante esta misma mañana, también tuvo lugar el homenaje a los caídos en acto de servicio a la patria. Autoridades civiles y militares se reunieron en el Cementerio de San Atilano para guardar silencio y escuchar una responso del capellán ante las tumbas militares finalizando con una ofrenda floral.