'Adopta Un Abuelo' arranca en Salamanca y pasará por 72 municipios

'Adopta Un Abuelo' arranca en Salamanca y pasará por 72 municipios

|

El programa intergeneracional de compañía Adopta Un Abuelo arranca su nueva temporada con el reto de prestar compañía en 72 municipios españoles y más de 200 residencias. Los jóvenes que quieran participar este curso pueden registrarse a través de la página web, www.adoptaunabuelo.org, contactar a través de Instagram (adopta1abuelo) o en el correo electrónico info@adoptaunabuelo.org.


Alberto Cabanes, fundador y presidente de Adopta Un Abuelo señala que “buscamos jóvenes comprometidos y con valores, ilusionados con formar parte de este proyecto de emprendimiento social. Una gran parte de nuestro trabajo se centra en la selección de los jóvenes para garantizar que la experiencia entre mayores y jóvenes sea fantástica desde el comienzo y, sobre todo, para garantizar el compromiso y recurrencia de visitas”


Hasta la fecha, el programa está implantado en 72 municipios españoles y ha prestado más de 25.000 horas de compañía, contando con 1.200 participantes, aspirando a alcanzar la cifra de 4.000 en este nuevo curso para atender a la demanda que se presenta, así como a las solicitudes recibidas. Jóvenes voluntarios que ya han participado afirman que el programa les ha aportado “responsabilidad”, el “saber valorar a los demás” “paciencia y aprendizaje” o “lo reconfortante que es recibir consejos de una persona sabia”.


“El gran reto de Adopta Un Abuelo es conseguir llegar a todos esos voluntarios que quieren participar. Ahora mismo tenemos 22.000 jóvenes registrados en más de 12 países y queremos llegar al mayor número posible de personas mayores. Para ello seleccionamos jóvenes responsables que quieran afrontar los nuevos retos del siglo XXI y llevar la innovación social a sus municipios”, concluye Alberto.


Adopta Un Abuelo conecta generaciones a través del acompañamiento recurrente, y su objetivo es el de conseguir que nuestros mayores se sientan acompañados y escuchados, mientras que los jóvenes aprenden valores y experiencias durante las visitas. El programa no solo pretende acompañar a nuestros mayores, sino también resaltar la figura de los abuelos y abuelas, grandes maestros.