Más de 1 millón de euros para tratamientos selvícolas preventivos de incendios forestales en Zamora

Más de 1 millón de euros para tratamientos selvícolas preventivos de incendios forestales en Zamora

|


El Consejo de Gobierno ha aprobado un expediente de gasto para la contratación de obras de tratamientos selvícolas preventivos de incendios forestales en municipios de Zamora, con un presupuesto que asciende a 1.242.242 euros. Los trabajos se ejecutarán en plazos que oscilan entre los 31 y 34 meses y contarán con dos cuadrillas de siete miembros cada una durante la época de peligro alto y de cinco el resto del tiempo.



Los trabajos consistirán en tratamientos selvícolas para disminuir el riesgo de propagación de incendios, al eliminar combustible vegetal (podas, desbroces, clareos, resalveos, cortas y recogida de restos), y además tendrán como finalidad la mejora de la calidad de las masas arboladas y su futuro aprovechamiento maderero, resinero o de piñón, así como la protección de los ecosistemas forestales y el  fomento de la conservación, mejora y potenciación del valor y uso público de montes. Igualmente se pretende contar con personal cualificado para que, en caso de que se produzca un incendio forestal, puedan colaborar a su extinción.


Los contratos incluirán además trabajos de mejora del tránsito por las pistas forestales, caminos rurales y vías de acceso, así como la reparación de cerramientos ganaderos existentes, el repaso de mojoneras, la construcción de puntos de agua para la carga de camiones de extinción, mantenimiento de áreas recreativas, etc.


Estas acciones se llevarán a cabo en los términos municipales de Molezuelas de la Carballeda, Brime de Sog, Ayoó de Vidriales, Santovenia del Esla, San Cristóbal de Entreviñas, Arcos de la Polvorosa, Villabrázaro, Milles de la Polvorosa, Santa Cristina de la Polvorosa, Santa Colomba de las Monjas, Coomonte de la Vega, Maire de Castroponce, Toro, Villalpando, Villaralbo y Mayalde.


La finalidad de las labores se centra en los tratamientos selvícolas para disminuir el riesgo de propagación de incendios, y también en la mejora de la calidad de las masas arboladas y su futuro aprovechamiento maderero, así como la protección de los ecosistemas forestales en la provincia de Zamora.