Los penaltis separan a una gran Cultural Leonesa de otro machazo

Los penaltis separan a una gran Cultural Leonesa de otro machazo

|

Se encontraba la Cultural Leonesa ante su segunda noche mágica del año. Solo una semana después del ‘Atleticazo’, en el que derrotaron con mérito a los colchoneros, llegaba otro equipo Champions. El sorteo deparó que fuera el Valencia el rival, y Celades demostró que le da la importancia que requiere la competición y al rival. De lo convocado, solo Gayá y Maxi Gómez, de los hipotéticos titulares, se quedaron en el banquillo. En el campo, desde Paulista a Gameiro, pasando por su capitán, Parejo.


Pero la ‘Cultu’ no se acobardó. La experiencia del jueves pasado vale mucho por lo visible pero también por lo intangente. Se puede, pensaron ya desde el comienzo y salieron a morder. Suyas fueron las primeras, de hecho, con un centro muy peligroso desde la derecha de Gudiño que tuvo que sacar Correia a córner. Pero el saque de esquina, si cabe, fue más peligroso con un cabezazo que obligó a Jaume Domenech a estirarse abajo a la derecha.


Ello, si cabe, desperezó más a los leoneses que, por las bandas, hacían daño a los murciélagos. Llevados en volandas por un Reino de León que rugía, los de blanco competían de tú a tú, y quizás se quede corto, con los ches. Estos intentaban tener el balón pero sin apenas profundidad ante una Cultural que sabía cómo presionar. Tras pérdida o en repliegue, apenas dejaban a los de Celades crear nada.


Con esta coyuntura, Augusto, por la izquierda, volvió a crear serios problemas a Jaume. Logró zaparse de Correia y sacar un centro tan peligroso que acabó estrellándose en el palo. Otro aviso y no se había llegado al minuto diez. Por parte del Valencia, la más clara llegó cuando Parejo pudo recibir en frontal del área tras una pérdida local en la salida de balón. Su pase al espacio lo recibió Ferrán, con opciones de pase y tiro. Decidió lo primero ante la llegada de Carlos Soler pero la defensa local estuvo más rápida y sacó el balón cuando el centenar de valencianistas desplazados ya cantaban el gol.


La ocasión valencianista calmó un poco el encuentro pero no a la afición leonesa, que seguía aclamando cada aproximación local y pitando las decisiones arbitrales y el manejo insustancial del Valencia. Es cierto, sin embargo, que estos últimos comenzaron a sentirse más cómodos sobre el terreno de juego, llegando cada vez un poco más lejos sobre el césped, aunque Giffard apenas tenía que actuar. Tampoco Jaume en las aproximaciones locales, casi siempre a balón parado.


La intensidad del encuentro, eso sí, aunque no en las áreas, dejaba un buen espectáculo. Ambos equipos mordían por dentro y apenas dejaban las bandas para los ataques. Aquí, en defensa se sentía cómodo el conjunto de José Manuel Aira con Gameiro y Kang In como rematadores. Solo en los robos valencianistas, o pérdidas leonesas, llegaba el peligro real. A falta de un minuto para el descanso, así, los visitantes estuvieron a punto de adelantarse por mediación de Correia tras una jugada de Gameiro, que peleó hasta conseguir meter un balón dentro del área que despejó la defensa local pero el rebote dio en la pierna del portugués que, por suerte leonesa, acabó yéndose por encima del larguero. En la contestación, justo antes del descanso, Jaume detuvo un disparo desde la frontal de Pichín, que había salido al campo por la lesión de Augusto.


El comienzo de la segunda parte fue distinto sobre el césped. El Valencia salió más enchufado y suyas fueron las aproximaciones y ocasiones. Diakhaby tuvo una muy clara a la salida de un córner botado por Parejo pero la defensa, muy activa, logró sacarle la pelota cuando iba para dentro.


Ante esta situación, el Reino de León levantó sus ánimos, ensordecedores por momentos, especialmente en las decisiones arbitrales que no gustaban. Lo cierto es que el rugido volvió a despertar a los suyos, que se sacudieron el dominio che para volver a llegar a la portería rival entre los gritos de “¡sí se puede!” o “Cultural”. Tanto era el elemento del jugador número doce que una falta mal botada por Parejo se celebró como un gol al tiempo que Kang In dejaba su sitio en el campo a Maxi Gómez buscando rematador para los centros laterales.


Pero estos no llegaron entre la gran intensidad del encuentro. Ninguno de los dos conjuntos estaba del todo cómodo en el Reino de León pero probablemente esto le interesaba a los locales que, eso sí, iba perdiendo fuelle con el paso de los minutos. A los últimos diez llegaron sin haberse aproximado con peligro mientras el Valencia iba combinando mejor por dentro. Así tuvo una, con paciencia, en la que Parejo golpeó alto en una llegada desde segunda línea en una de las pocas claras hasta ese momento.


Estos, así, fueron de balón valencianista. La Cultural Leonesa, cansada, no conseguía salir de su campo aunque tampoco pasaba excesivos apuros. Todo se encaminaba hasta una nueva prórroga de glorioso recuerdo cuando Benito pudo desequilibrar el encuentro en la más clara de los locales desde la primera parte. Además, en una ocasión doble que Jaume logró enviar a córner. Fue lo justo para despertar a afición y equipo, uno en todo el encuentro, y sacar fuerzas de flaqueza para acabar el encuentro atacando, aunque la prórroga estaba servida.


En esta, lógico, la intensidad bajó. Ambos equipos jugaban más sueltos y llegaban con cierta facilidad a las áreas. No en vano, en apenas ocho minutos se vieron cuatro ocasiones, dos por equipo, sin que el balón quisiera entrar, golpeando incluso en el palo un disparo de Luque. Parecía evidente que el que tuviera más eficacia sería el que se llevara el partido.


Pero ni Ferrán, el más acertado de los visitantes en ataque, ni nadie pudo desequilibrar la balanza pese a alguna muy clara como la de Rubén Sobrino ya en el último minuto. El partido y la eliminatoria se iba a decidir en penaltis ante un Reino de León entregado.


Fue la Cultural Leonesa la que comenzó golpeando. Era el momento de los porteros y Jaume ya se erigió como héroe en el primer lanzamiento. Paradón a Menudo en el primer lanzamiento. Paradón a Benito en el segundo. Mientras, Coquelin y Soler ponían tierra de por medio. Con dos de ventaja, Pichín recortó distancias pero Maxi Gómez alejó a los locales del machazo. Parejo marcó el cuarto y definitivo para alivio del Valencia y orgullo, claro que sí, de la Cultural Leonesa.


Alineación Cultural Leonesa: Giffard, Araujo (Castañeda, min. 75), Iván González, Montes Arce, Martínez (S. Marcos, min. 79), Augusto (Pichín, min. 23), Benito, Gudiño, Aitor, Luque (Menudo, min. 99) y Theresin


Alineación Valencia: Jaume Domenech, Thierry, Jaume Costa (Gayá, min. 74), Paulista, Diakhaby, Kondogbia (Coquelin, min. 82), Parejo, Carlos Soler, Kang In (Maxi Gómez, min. 63), Ferrán Torres y Gameiro (Rubén Sobrino, min. 98)


Árbitro: Pizarro Gómez, del colegio madrileño, amonestó por los locales a Montes Arce, Aitor y Pichín; y por los visitantes a Kondogbia y Carlos Soler


Goles: No hubo


https://www.noticiascyl.com/leon/deportes-leon/2020/01/29/las-mejores-imagenes-del-cultural-leonesa-valencia/


https://www.noticiascyl.com/leon/deportes-leon/2020/01/29/carlos-soler-la-cultural-leonesa-puede-ser-perfectamente-de-segunda/


https://www.noticiascyl.com/leon/deportes-leon/2020/01/29/luque-cuando-lo-veamos-en-frio-vamos-a-estar-orgullosos/