En busca de solución para un “punto negro” de Valladolid

En busca de solución para un “punto negro” de Valladolid

|

El Área de Planeamiento Urbanístico del Ayuntamiento de Valladolid está estudiando la mejor opción para deprimir uno de los viales del cruce de San Agustín, como ha informado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, en rueda de prensa.


Se baraja la posibilidad, bien de deprimir la VA-20, de titularidad municipal o la N-601 que comparte por un lado la red de carreteras del Estado y por otro el Consistorio vallisoletano.


Planteamientos estos tras una reunión que el primer edil del Consistorio vallisoletano mantuvo en Madrid con Pedro Saura, secretario de Estado de Infraestructuas del Ministerio de Fomento y en la que estuvo también presente la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera.


Podría realizarse un paso deprimido en el cruce de San Agustín, con el fin de que una de las dos vías que lo forman se ubique por debajo de la otra y evitar lo que supone un “punto negro” tanto en cuestión de retenciones de tráfico, como en accidentes.


El Ayuntamiento estudiará las soluciones técnicas posibles ya que se podría optar bien por la depresión del nivel por el que circula la ronda interior de la ciudad, VA-20, o hacer lo propio con la N-601.