La hoja de ruta de SATSE: acabar con el déficit de plantilla

La hoja de ruta de SATSE: acabar con el déficit de plantilla

|

El sindicato de enfermería SATSE se ha marcado nuevos objetivos para mejorar en los próximos años las condiciones laborales y profesionales de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas tras los "importantes avances logrados por la organización sindical en los últimos tiempos".


De esta manera, y de cara a futuras citas electorales, el sindicato ha subrayado que, gracias al esfuerzo conjunto entre la organización y los propios profesionales, se han logrado en los últimos años destacados avances que han conllevado mejoras a nivel profesional y laboral.


Lo ejemplifican en la recuperación de días de libre disposición o adicionales por antigüedad y por vacaciones, la productividad variable, la reactivación de la carrera profesional, la recuperación y mejora del complemento de Incapacidad Temporal, evitar la pérdida retributiva en las situaciones riesgo en el embarazo y lactancia, maternidad y paternidad,  el reconocimiento de la continuidad asistencial, la recuperación de la manutención durante la atención continuada en atención primaria y emergencias así como también, la regulación y actualización de las guardias localizadas en atención especializada.


Además, en otros aspectos, dicen, se ha conseguido la correspondencia de los títulos de Diplomado de Enfermería y de Fisioterapia con sus correspondientes Títulos de Grado, eliminando así las dificultades en el acceso a Máster y Doctorado, y la aprobación de un nuevo Real Decreto de prescripción enfermera que ofrece seguridad jurídica a todas las enfermeras y enfermeros a la hora de indicar, usar y autorizar la dispensación de determinados medicamentos sujetos a prescripción médica, además de consolidar la prescripción autónoma del resto de medicamentos y productos sanitarios, que en breve se va a desarrollar en Castilla y León.


Como indican, propiciar entornos laborales seguros ha sido otra de las prioridades de SATSE, logrando, en lo que respecta a las agresiones, que se reforme el Código Penal para reconocer la condición de autoridad pública a los enfermeros, enfermeras y fisioterapeutas que trabajan en los servicios de salud, condición que SATSE está trabajando para que se extienda a los profesionales del ámbito sociosanitario. Además, ha puesto en marcha sucesivas campañas de información y sensibilización, como la reciente 'Stop agresiones. Nada justifica una agresión'.


En materia de bioseguridad y manipulado y utilización de medicamentos peligrosos, el sindicato de enfermería ha conseguido que las administraciones públicas se marquen como objetivo prioritario la salud de los profesionales y con este objetivo seguirá trabajando para lograr implementar nuevas medidas y actuaciones.


Futuro


En los próximos años, el aumento de las plantillas de enfermería y fisioterapia constituirá la principal prioridad de SATSE y, por ello, reforzará su acción sindical a partir de los próximos meses para lograr que Castilla y León acabe, de una vez por todas, con la actual situación de déficit de plantillas.


En concreto, el sindicato a través de la campaña 'La Sanidad que merecemos, Ley de Ratios Enfermeras' recogió más de 600.000 firmas para que el Congreso de los Diputados debata una Ley que garantice un número máximo de pacientes por cada enfermera y enfermero y, de esta forma, aumentar las plantillas en todos los centros.


Asimismo, la organización sindical pondrá todo su empeño en lograr la recuperación de todos los derechos laborales perdidos en los años de crisis, entre ellos, y especialmente, la recuperación y consolidación de la jornada semanal de 35 horas, y en impulsar la Atención Primaria, defendiéndola del intento de privatización que supone la 'farmacia comunitaria'.


Además, tiene como objetivos la creación de un itinerario laboral que permita la mejora progresiva de las condiciones de trabajo a lo largo de la vida laboral; el acceso voluntario a la jubilación parcial y anticipada, sin pérdida económica; la clasificación profesional de enfermeras y fisioterapeutas en el Grupo A sin subgrupos y que Castilla y León deje de estar a la cola de los diferentes servicios de salud en cuanto a las retribuciones.