Javier León de la Riva



Javier León de la Riva

Javier Leon de la Riva

A la vista del fracaso inicial de las izquierdas, Ivan Redondo  e Iglesias decidieron cambiar la estrategia electoral, y montaron un nuevo número de circo en un debate en la SER, al que Ayuso había anunciado que no asistiría por tener que acompañar al Rey en el Día del Libro: al iniciar el debate, Iglesias exigió que todos los candidatos condenaran sin paliativos el envío de tres cartas bomba dirigidas a él, al ministro del Interior y a la desconocida directora general de la Guardia Civil, cosa que hicieron, pero Rocío Monasterio amplió su condena a todo tipo de violencia, y pidió a Iglesias que condenara la agresión que los candidatos de Vox habían sufrido en Vallecas y que los podemitas justificaron como respuesta a una provocación, como si Vallecas estuviera vetada a Vox, que por cierto obtuvo más votos que ellos en ese barrio madrileño.

Javier Leon de la Riva

Comenzaré por exponer mi criterio favorable a los debates, pero de los debates a dos, como en los combates de boxeo, “entre el poseedor del título y el aspirante”, de tal forma que se puedan exponer las ideas propias y rebatir las contrarias y no transformar el debate en un tótum revolutum en el que los moderadores de los mismos se las ven y se las desean para intentar mantener su imparcialidad entre los combatientes.

Javier Leon de la Riva

Al final, los madrileños tienen la última palabra que era lo que buscaba Isabel Díaz Ayuso, y mientras ella es aclamada cuando pasea por los distintos barrios madrileños, y los bares y el pequeño comercio lucen carteles mostrando su agradecimiento y apoyo a la presidenta, otros candidatos son abucheados y algunos incluso apedreados en sus recorridos madrileños, y mientras son muchos los sorprendidos por la presencia del “portavoz del sindicato de manteros” en una lista podemita, otros impugnan la presencia de Toni Cantó en las listas del PP. La Junta Electoral, en la que hay cinco jueces, la dio por buena.

Javier Leon de la Riva

En segundo lugar, debe de tratarse de empresas españolas, y aunque Plus Ultra formalmente lo sea y tenga oficina en Madrid, su accionariado es fundamentalmente venezolano, al parecer, vinculado con el gobierno de Maduro,  hasta el punto de que un único accionista venezolano controla el 56% del capital, directamente y a través de sociedades de su propiedad, varias de ellas radicadas en Panamá, donde está acusado de diversos delitos fiscales, y que fue investigado por el CNI español por posible blanqueo de capitales ligados al actual gobierno venezolano ?Tendrá algo que ver con esto el interés de Pablo Iglesias por entrar en el CNI y la sarta de mentiras de Abalos en aquella rocambolesca noche en Barajas con Delcy la fea y sus 40 maletas?

Javier Leon de la Riva

Cuando ya tenía escrita mi colaboración semanal, en la que pensaba hablar de la 'Operación Plus Ultra', al salir de la Catedral vallisoletana después de escuchar la exposición que de las Siete Palabras de Cristo en la Cruz ha hecho el capuchino Fray Victor Herrero de Miguel, he decidido aparcar la operación Plus Ultra, de la que hablaré la semana próxima, para comentar el Sermón que acabo de escuchar.Quienes conocen la Semana Santa vallisoletana saben que de los muchos actos que se celebran para conmemorar la Pasión y Muerte de Cristo, y sin desmerecer a ningún otro, los que ocupan el Viernes Santo son posiblemente los que mayor concurrencia concitan: me refiero al Sermón de las Siete Palabras por la mañana, y a la Procesión General de la Sagrada Pasión del Salvador por la tarde.Se inicia el Viernes Santo con el recorrido por buena parte de la ciudad del pregonero y los cofrades a caballo anunciando que "Con licencia del reverendísimo prelado hago saber, que al mediodía de hoy, Viernes De la Cruz, ante todas las autoridades locales, cofradías penitenciales y pueblo fiel, congregados en la Plaza Mayor, expondrá las Siete Palabras que Cristo nuestro bien dijo desde la Cruz,  el ....."., y aquí, el nombre del predicador.